Significado de Koldo

Significado de Koldo

¿Cuál es la etimología y el origen de Koldo?

El nombre de Koldo es la forma vasca de Luís. Así, es de origen germánico, proveniente de “Hlod-wig”, que viene a significar “combate glorioso” o “guerrero preclaro”.

¿Cuál es el significado de Koldo?

San Luis de Gonzaga era el príncipe heredero de Mantua, cedió sus derechos a su hermano para entrar en la Compañía de Jesús. Estudió letras, ciencias y filosofía en Alcalá, y su director espiritual, Roberto Belarmino, le comunicó la orden del padre general Claudio Acquaviva de trasladarse a Castiglione para poner paz entre Rodolfo y el duque de Mantua en sus disputas por el castillo de Solferino, a petición de las madres de entrambos. Lo consiguió y, además, indujo a Rodolfo a hacer público su matrimonio clandestino con Elena Aliprandi, sin dar importancia a las diferencias sociales. Murió en Roma a los 23 años atendiendo a los enfermos de la peste.

Carácter de Koldo

Se dice que las personas con este nombre se interesan por todos los que los rodean, son simpáticas, sociables, francas y le dan mucha importancia a la amistad. Además, son hombres tiernos y cálidos, para los que lo más importante son los sentimiento, pero en el fondo son nervioso e inquietos, eminentemente cerebrales y con gran imaginación, lo cual unido  su elegancia natural y a su facilidad de asimilar nuevos conocimientos y experiencias para adaptarlas posteriormente, les permiten triunfa en la vida y detentar una parcela de poder que les den la estabilidad que necesitan. Sin embargo, están divididos entre su necesidad de orden y cambio, con el deseo de una estabilidad y rutina. En el amor son unos románticos sentimentales, al que a veces un cierto pudor y timidez les impide expresar lo que sienten.

Santoral de Koldo

21 de junio, San Luis

Variantes de Koldo

Forma femenina

Luisa, Eloísa

Variaciones en otros idiomas

Catalán: Lluís / Euskera: Aloxi, Koldo / Gallego: Lois / Inglés: Lewis / Francés: Louis / Italiano: Luigi / Alemán: Ludwig

Esta entrada fue publicada en HOMBRE, K, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.