Significado de Soledad

Significado de Soledad

¿Cuál es la etimología y el origen de Soledad?

El nombre de Soledad es de origen latino, derivado de “solitate”, con el mismo significado que el mismo nombre; “soledad”.

¿Cuál es el significado de Soledad?

Santa María Soledad, santa madrileña del siglo XIX, fundadora el año 1851 del Instituto de las Sirvientas de María, al que la Junta de Beneficencia de Madrid encargó el cuidado de las Casas de Socorro. Las penalidades y avatares internos y externos no arredran ni su fortaleza de espíritu ni su frágil salud. Y desde Chambería, la primera casa, se multiplican las fundaciones, para desde ellas, asistir a los enfermos en su mismo domicilio. Santa María Soledad Torres Acosta falleció en Madrid el 9 de octubre del año 1887 a la edad de 61 años, siendo poco después canonizada.

Este nombre también es una advocación mariana a Nuestra Señora de la Soledad. La imagen de Nuestra Señora de la Soledad de la Victoria fue una talla realizada por el escultor Gaspar Becerra (1520-1570) para el desaparecido convento de Nuestra Señora de la Victoria de Madrid, en cuya iglesia tuvo una importante capilla.

Carácter de Soledad

Se dice que las personas con este nombre son independientes, capaces de sí mismas, organizadas, y con una gran rapidez de reacción en cualquier situación de la vida. Desean hacerlo todo y ser las mejores, pues están convencidas que sus capacidades organizativas, de liderazgo y de mandato son las mejores. Además, son mujeres de mente rápida y con una alta capacidad de reacción y improvisación. Sin embargo, su curiosidad y necesidad de cambio las convierten en algo inestables, amantes de su libertad e independencia. En el amor, desean hallar a una pareja que les asegure material y socialmente, cosa que resulta algo difícil de conseguir al no ser precisamente un modelo de castidad y fidelidad.

Santoral de Soledad

Viernes Santo

Variantes de Soledad

Diminutivos

Sol, Sole

Variaciones en otros idiomas

Catalán: Soletat / Euskera: Bakerne / Gallego: Soedade

Esta entrada fue publicada en MUJER, S, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.