Significado de Soraya

Significado de Soraya

¿Cuál es la etimología y el origen de Soraya?

El nombre de Soraya es de origen persa, referente a la constelación de “Pléyades”, significando “estrella” o bien “princesa”. Así, Soraya es la variante de la forma árabe “thurayya”.

¿Cuál es el significado de Soraya?

El nombre árabe de Soraya fue el que adopto Isabel de Solís, una bella cristiana que fue cautivada por el padre de Boabdil y de la que se enamoró locamente, provocando los celos de la esposa de éste, Fátima-Aixa.

También ha sido llevado por la emperatriz de Persia por su matrimonio con el Sha Reza Palhevi que se divorció de ella por no poder darle descendencia, casándose a continuación con Fara Diba.

En el santoral cristiano no existe ninguna santa con el nombre de Soraya, por lo cual, carece de onomástica. Soraya, a causa de la influencia histórica musulmana en España y Portugal, el nombre de pila es común en los países hispanohablantes y lusohablantes, en los que se usa entre personas de todas las creencias.

Carácter de Soraya

Se dice que las personas con este nombre son tranquilas, reservadas y a veces distantes, ya que son realmente tímidas e introvertidas y no temen a la soledad, prefiriendo así, tener pocos amigos, pero de calidad. Por otra parte, son honestas y sinceras, están dotadas de elevadas cualidades morales, son emotivas, hipersensibles y poco espontáneas, prefiriendo ser ellas mismas quien solucionen sus propios problemas en vez de dejárselos a las otras personas. Además, son trabajadoras y pacientes, deseando ser útiles tanto a quienes lo necesitan como formando parte de asociaciones de fines elevados, pues interiormente poseen un gran misticismo. En cuanto a la vida sentimental, se muestran románticas y voluntariosas, dejándose llevar por las decisiones de su pareja debido a su faceta tímida. Por otra parte, les cuesta mucho entregarse al completo en sus relaciones, pero cuando lo hacen pretenden estar toda la vida con esa persona.

Variantes de Soraya

Diminutivos

Sora, Sor

Esta entrada fue publicada en MUJER, S, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.