Significado de Carmelo

Significado de Carmelo

¿Cuál es la etimología y el origen de Carmelo?

El nombre de Carmelo contiene su origen en la cultura hebrea, proveniente de «Karmel», que quiere decir «jardín de árboles», o bien «viña de Dios».

¿Cuál es el significado de Carmelo?

Este nombre hebreo es citado en la Biblia. Este es además, un monte de Israel que actualmente forma parte del Líbano, famoso por los milagros del profeta Elías. El nombre deriva de una advocación de la Virgen María, Nuestra Señora del Monte Carmelo, más conocida en países de habla hispana como Virgen del Carmen. Esta devoción se originó en el siglo XII, la orden de los Carmelitas, a la que pertenecieron personajes como santa Teresa de Ávila y san Juan de la Cruz.

Su femenino, Carmen, ha sido uno de los nombres más usados en nuestro país y ha sido considerado en el extranjero como el exagerado prototipo de la mujer española gracias a la heroína de Mérimée que Bizet convirtió en ópera.

Carácter de Carmelo

Se dice que las personas con este nombre son de naturaleza emotiva y clarividente, además de expresarse por medio de la perseverancia, la concentración, la suficiencia y la clemencia. Por otro lado, son exigente, sensitivo y observador en actividades que requieren de la versatilidad, la novedad y la curiosidad. Se expresan como hombres ordenados y prácticos, y su seriedad, capacidad de trabajo y resistencia física hacen que sea apreciado por cuantos les rodean, los cuales solo les pueden reprochar su carácter retraído. En la vida sentimental son románticos e hipersensibles, esperando así, demasiado de la otra persona, sin lograr conseguir ser comprendida en la mayoría de las veces. Así, como dependen demasiado de la otra persona, muchas veces no logrará la felicidad.

Santoral de Carmelo

16 de julio, Nuestra Señora del Monte Carmelo (Virgen de Carmen)

Variantes de Carmelo

Forma femenina

Carmela,  Carmen, Carmina

Variaciones en otros idiomas

Euskera y alemán: Karmel / Catalán: Carmel / Árabe: Kurmu

Esta entrada fue publicada en C, HOMBRE, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.